Mi collar con nombre

En todas las épocas los relojes, gargantillas, aretes, pulseras, etc. se han diseñado tanto para los hombres como para las féminas, en casi todas las comunidades. Se han usado principalmente para realzar el atractivo de hombres y mujeres y para decorar.

Las primeras cadenas, joyas en forma de imperdibles que se enganchan en la ropa, exclavas, etc. se fabricaron en El continente que limita al norte con el mar mediterráneo, al este con el mar rojo y el océano índico, al oeste con el océano atlántico y al sur con con los océanos atlántico e índico, exactamente en el período de tiempo transcurrido desde la aparición de los primeros hominios hasta que tenemos constancia de documentos escritos.

Hace apróximadamente 7.000 años empezaron a verse brazaletes, colgantes, sortijas, aretes, etc. de un mineral metálico y rojizo que no se encuentra en estado de pureza.

Durante el antiguo egipto las joyas representaban un bienestar económico aparte poder religioso.

Los nativos de la grecia antigua apenas usaban joyas de micollarconnombre y si utilizaban joyas era en asistencias públicas. Servian como obsequio y por otra parte las señoritas las llevaban para mostrar su riqueza y belleza.

Durante el imperio romano, se fabricaron piezas de joyería diferentes. La joya que más se fabricó era el prendedor, de esta manera tenían las ropas mejor sujetas. Utilizaron muchos materiales, puesto que había muchas alternativas en Europa. Diseñaban broches, gargantillas, aretes y pulseras. Además de que crearon adornos que cuelgan de una joya, ya sea collar, broche o pendiente y se les introducía colonia. Las chicas usaban joyas con sistema de cierre, cadenas, brazaletes, alianzas, aros, etc., y generalmente los caballeros lucían alianzas.

Durante el movimiento que incluye renovaciones culturales y científicas y se retoman las premisas grecolatinas y la era de los descubrimientos generaron un avance en el campo de la joyería en los países europeos.

Durante el primer imperio francés. Los creadores de joyas diseñaron alhajas para ponerse en el cuello, en la cabeza, en las orejas, en los dedos, en las manos y en las prendas para llevar a juego.

Las variaciones de las estructuras de la sociedad conformadas por valores éticos y culturales, normas, símbolos y productos culturales, a causa de fuerzas internas y externas en el devenir histórico y sin duda la naciente industria permitieron que apareciera una clase media que podía adquirir adornos que se llevaban prendidos en la ropa, esclavas, aros, gargantillas, alianzas, etc..

Hoy día los nuevos procedimientos aparte de el uso del hierro, estaño, aluminio, cobalto, bronce, etc. han dado lugar al diseño de joyas, y también con buenos precios.